Cargando Video
     
Monday, August 18, 2008
Press

La Gaceta de los Negocios, Spain, August 18, 2008

Argentina vuelve a ver las orejas al lobo

La presidenta del país admite que la economía se ralentiza y culpa de la situación al sector agrario y sus paros.

La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, culpa a los agricultores.

C. Á. L.

Madrid. Tras unos problemáticos meses en los que ha sufrido un fuerte desgaste por su pulso con el sector agrario argentino, la presidenta del país, Cristina Fernández de Kircher afronta una creciente descaleración de la economía que puede poner aún más problemas a su gestión. Expertos, economistas y agencias de calificación destacan que el Gobierno ha perdido credibilidad y confianza y comienzan ya a temer que el país se sitúe en una nueva suspensión de pagos.

La inquietud en el frente económico crece en Argentina, donde ya se augura un mal 2009, y lo hace en un momento en el que muchos economistas destacan que la enorme necesidad de financiación no cubierta de conducir al país latinoamericano a un nuevo cese de pagos de la deuda como el de 2001.

Argentina nunca se ha recobrado del todo de aquella crisis gigantesca (que afectó a 81.800 millones de dólar), si bien reanudó en 2005 el pago de sus débitos gracias a su excedente fiscal primario.

“Los mercados otean ya una suspensión de pagos en el horizonte”, aseguran estos días semana la prestigiosa revista Latin Business Chronicle y los analistas de BCP Securities.

La propia presidenta argentina ha admitido estos días que la economía del país se ralentiza, de lo que ha acusado a los agricultores y a su campaña de cuatro meses de paros y bloqueos en contra de las medidas del Gobierno. Asimismo, la jefa del estado censuró a los medios financieros del país y a las agencias de calificación y recordó que la coyuntura internacional atraviesa un momento muy delicado. La semana pasada, la agencia Moody’s redujo sus perspectivas sobre la deuda argentina de positivas a estables, debido a la incertidumbre sobre la marcha de la inflación, adoptando la misma decisión que S&P.

Inflación desmesurada

“La falta de credibilidad sobre las cifras del gobierno no hace más que elevar las dudas sobre la capacidad y voluntad del Ejecutivo de pagar la deuda”, indicó Moody’s. Casi ningún economista cree la cifra oficial de inflación, inferior al 10%, y la mayoría opina que rebasa el 25%.

El PIB argentino progresó el 6,5% anual en junio, frente al 8,3% de un año antes. La economía había aumentado a un paso del 8,1% anual en el primer semestre del año.

 

Original link